//EL CULTIVO DE CEMPASÚCHIL, UNA TRADICIÓN HEREDADA DESDE HACE MÁS DE 30 AÑOS

EL CULTIVO DE CEMPASÚCHIL, UNA TRADICIÓN HEREDADA DESDE HACE MÁS DE 30 AÑOS

El profesor Benjamín Arreola García heredo una gran tradición de su padre y abuelos: cultivar hortalizas y flores, particularmente para la celebración del Día de Muertos desde hace más de 30 años.

Mientras realiza trabajos de riego en la hectárea en donde cultivo flor de cempasúchil, mano de león y margarita, el productor nos dio un tiempo para relatar como ha sido 2021 y las perspectivas de venta para finales del mes.

Arreola García compartió que en menos de 2 semanas comienza el corte de la flor para su venta con compradores foráneos y locales.

“Toda la producción esta comprometida” gracias a que sembraron lo necesario para su comercialización.

Mencionó que la mayor parte de la hectárea sembrada la destino cempasúchil, una parte de mano de león y algo margarita. La gran mayoría se venderá a revendedores de Saltillo y Monterrey y cerca de 1,500 manojos a comunidades de La Laguna.

El productor de Ciudad Juárez en Lerdo, Durango, dijo que la pandemia no frena el trabajo en el campo, ya que se tiene que sembrar alimento y flor para los fieles difuntos.

Reconoció que no importa que abran antes o después del 2 de noviembre, lo que debe interesar es que abran los panteones para que las familias lleven un ramo de cempasúchil o margarita a las tumbas.

SIN ALZA IMPORTANTE EN PRECIO

Mencionó Arreola García que, pese a que los costos de producción y corte han aumentado durante los últimos años, el precio de la flor no ha aumentado mucho.

Recordó que hace 20 años se vendía el manojo de flores en 10 pesos, pero la gente se quejaba, diciendo que estaba caro.

Sin embargo, en 2020 citó que se dio un aumento en los precios de venta, entre 18 a 17 pesos el manojo, debido a un alza en costos de producción, como en el fertilizante, combustibles e insecticidas, así como en el corte de los cultivos, con un aumento promedio de un 50 por ciento.

Aseguró que esto no se le puede repercutir al consumidor final y afectar su economía, por lo que la venta de flor en mano se venderá en 20 pesos.

“No podemos afectar la economía de la gente”.

GRAN EXPERIENCIA

El profesor y agricultor de Ciudad Juárez en Lerdo expresó que no tiene nada de que quejarse, ya que espera que 2021 será un buen año para la producción de hortalizas y flor.

Recordó que esta zona productora tiene una gran tradición en el cultivo de flor de cempasúchil, mano de león y margarita.

Arreola García expresó que tiene más de 30 años dedicado a esta actividad en el campo, oficio que lo aprendió de su padre y abuelo y así sucesivamente fue heredado el amor por la tierra.

Dijo que serán sus nietos y yernos quienes hereden el oficio y las tierras de cultivo, dado que tiene hijas dedicadas a otra profesión.

Para quienes regatean con el precio al marchante a la hora de comprar hortalizas o flor, platicó que el trabajo en el campo comienza desde enero, en las labores de rastreo, abono y barbecho desde el mes de enero, haciendo rotación de cultivos.

Refirió que el cultivo de margarita arranca el 2 de febrero, el de mano de león el 15 de julio y la flor de cempasúchil el 15 de agosto. Diariamente los productores laboran una jornada de 8 horas que empieza desde las 8 de la mañana a las 2 de la tarde.

Mirando al campo colorido de flores, con abejas y mariposas, el productor dijo que las personas están más relajadas en este año, pero les aconsejo que no hay que bajar la guardia y hay que seguir cuidándose.

ETIQUETAS:

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.