//HACEN DE SU ‘COSECHA’ SU MEJOR NEGOCIO VERDE

HACEN DE SU ‘COSECHA’ SU MEJOR NEGOCIO VERDE

La idea de comer sano propicio la creación de un negocio familiar muy singular: Vegetales Hidropónicos y Orgánicos de Guadiana en Durango capital.
El proyecto arrancó en 2012 y se enfocó principalmente al cultivo de lechugas rizadas, las cuales de venden tanto a cadenas comerciales de la localidad y en forma directa al consumidor final con la marca Tlaana.
Sin ser ingenieros agrónomos o campesinos, Edna Mier Delgado, encargada de la administración y producción de esta empresa, relató que la idea de cultivar alimentos frescos en el jardín de su casa nace gracias a que su hija es nutrióloga, por lo que plantearon entre ellos la idea de cultivar alimentos frescos para comer más sano.
Por ello, usaron un espacio de 4 por 8 metros de su jardín y decidieron aplicar el sistema de hidroponía gracias a un reportaje que vieron.
El proyecto arrojó inicialmente 70 lechugas, por lo que esto generó gran ánimo y usaron después un terreno de la familia para incrementar la producción de 800 lechugas rizadas.
Citó que esto les abrió las puertas para ser proveedores de tiendas de autoservicio, como Soriana, AlSuper y Casa Ley.
Reconoció que fueron aprendiendo en el camino haciendo prueba y error en el cultivo de lechugas a través de este sistema. El uso de la albahaca comenzó a usarse para evitar las plagas, sin embargo, ahora es parte de una nueva línea de productos de sazonadores.
Mier Delgado informó que el arranque del proyecto se hizo con recursos propios hasta los primeros 2 años, sin embargo, posteriormente les informaron que podrían presentar su proyecto y bajar recursos, a través del Fondo Nacional de Apoyo para las Empresas de Solidaridad (FONAES), con lo cual lograron hacer crecer más el negocio y tener invernaderos.
Aclaró que hasta el momento la empresa no exporta sus productos, dado que aún no se cuenta con la certificación de Senasica para abrir nuevos mercados.

UN SISTEMA BONDADOSO
Edna Mier comentó que ni ella ni su esposo tenían ninguna experiencia en el manejo de cultivos, ya que ambos se dedicaban a la actividad comercial, por lo que tuvieron que empezar de cero y aprender todo sobre el sistema de cultivo de hidroponía.
Dijo que el sistema es sencillo, ya que se centra en la recirculación del agua, evitando desperdicios como se ven en otros sistemas en el campo.
La encargada de la administración de la empresa mencionó que gracias al manejo eficiente del agua obtuvieron un premio de la paramunicipal Agua del Municipio de Durango, sin embargo, dijo que también han instalado paneles y deshidratadoras solares para cuidar del medio ambiente.

UN PROYECTO DE VIDA
Edna Mier dijo que la experiencia de haberse aventurado en el negocio del cultivo de lechugas rizadas ha sido satisfactoria para la familia, asegurando que se ha convertido “el cultivo de lechugas es su proyecto de vida y le hemos dedicado el 100 por ciento de nuestro tiempo y nos encanta”.
Aseguró que sus lechugas tienen un sabor diferente a las que se compran en las tiendas comerciales, asegurándole algunas clientas que cuando le compran a ella, las hortalizas le duran más.
Aclaró que hasta el momento sus lechugas no tienen el certificado de ser 100 por ciento orgánicas, pero que están a un paso de obtenerlo.
Citó que hace un año acaban de lanzar una línea de sazonadores hechos principalmente de albahaca, algunos son una mezcla de hierbas finas o con cúrcuma, así como la venta de carne seca usando sus sazonadores originales.
Actualmente laboran solo 6 de 15 personas que atenden el invernadero debido a la pandemia. El invernadero tiene una extensión de 1 hectárea, con capacidad de producción de 45 mil lechugas.

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.