//CAOS Y LARGAS FILAS EN EL PRIMER DÍA DE VACUNACIÓN EN EL TEC LAGUNA

CAOS Y LARGAS FILAS EN EL PRIMER DÍA DE VACUNACIÓN EN EL TEC LAGUNA

A media mañana ya se veía una larga fila de adultos mayores que esperaban, bajo el fuerte sol, su turno para recibir la vacuna contra Covid-19 de la farmacéutica Pfizer.

Hoy fue un gran día para muchos laguneros, sobre todo para las familias de abuelitos de más de 80 años en adelante, ya que recibirían en Torreón la inmunización contra el virus que ha cobrado 200 mil vidas en México.

Mientras el presidente López Obrador visitaba el Hospital General de Gómez Palacio y acudía al arranque oficial del programa Agua Saludable para La Laguna en las oficinas del SAT, cientos de adultos mayores esperaban bajo la inclemencia del sol lagunero, de pie o en sus sillas de ruedas y andadores, su turno para recibir la prometida vacuna que les inmunizará del virus.

Sin colocar toldos como mínimo para que la espera fuera menos sofocante y sillas necesarias para que los abuelitos no desmayarán a una larga espera, de incluso algunos de más de 4 horas, llegó un momento en que la situación comenzó a ser caótica, ya que familiares que acompañaron a los abuelitos comenzaron a molestarse porque la fila, de más de 4 cuadras se veía a las afueras del Instituto Tecnológico de La Laguna, la cual no se movía nada desde hace varias horas.

Algo que molesto es que la puerta de entrada también sirviera también de salida, por lo que la gente se aglomeraba en el mismo lugar, sin que ninguna autoridad pudiera poner orden por varias horas. La sana distancia se olvido por varios momentos, por lo que algunos familiares pedían la presencia de la guardia nacional para que pusiera orden.

Las personas acudían a preguntar a los Servidores de la Nación que pasaba, porque no avanzaba la fila, porque se le daba preferencia a quienes llegaban en auto y no se atendía a quienes iban en sillas de ruedas, porque no había sombra ni asientos destinados para que ellos pudieran esperar, sin contar que no les ofrecían agua fresca para evitar que se desmayaran.

Sin reconocer que la organización de la vacunación, algunos Ciervos de la Nación trataban de atender todas las peticiones de los familiares, quiénes desesperados por esperar por varias horas, temían que sus abuelitos se desmayaran por el intenso sol y por estar de pie en el lugar.

Cerca de las 12 del medio día las quejas eran muchas y las respuestas pocas, por lo que fueron los propios familiares quienes se organizaron, y aconsejaron a los organizadores que del lado izquierdo se colocaran las personas en sillas de ruedas y a la derecha quienes tenían cita. Poco a poco se veían moverse a los familiares con sus adultos mayores, llevando en su mano, el número asignado con una hoja de papel escrita a mano.

Muchos llegaron desde las 8 de la mañana y siendo más de las 11:30 estaban muy lejos de pasar a ser vacunados. Se quejaron que muchos llegaron sin tener cita, y quienes la tenían aún no eran atendidos.

Quienes acudieron con sus familiares, algunos llevaban una sombrilla, otros se colocaron un parasol de su auto o cualquier cosa que los cubriera del sol.

Poco a poco entraban grupos más ordenados de adultos mayores en sillas de ruedas para su registro, pero para ir a la techumbre en donde recibirían la vacuna no había rampa instalada para que subieran sin mayor complicación, por lo que muchos rodeaban o bien caminaban un poco para bajar la silla y sentarse nuevamente en ella.

Llegando al lugar el proceso era menos cansado y más refrescante, ya que la techumbre los protegía del sol y había sillas para sentarse cómodamente.

Los abuelitos vacunados agradecían haber recibido la vacuna de Pfizer y se sentían felices por ello, pese a que llegaron muy temprano o bien no tenían cita para ello.

Algunos fueron en familia, por lo que llevaban a su mamá y aprovecharon para ser vacunados por tener casi 70 años.

Lucía de la Fuente, Servidora de la Nación, informó que contaban con poco más de mil vacunas para este día, pero que si requieren más se pedirán para vacunar a todos los asistentes. Dijo que muchos acudieron sin tener cita, lo cual genero todo el problema, sin embargo, la falta de toldos, sillas y agua para evitar deshidrataciones no se justificó.

ETIQUETAS:

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.