//¿SABÍA QUÉ SER PROVEEDOR DE SERVICIOS NO LO OBLIGA A REGISTRARSE EN EL PORTAL DEL STPS?

¿SABÍA QUÉ SER PROVEEDOR DE SERVICIOS NO LO OBLIGA A REGISTRARSE EN EL PORTAL DEL STPS?

El tiempo corre y los empresarios están preocupados por la eliminación de la subcontratación y las nuevas reglas para contratar servicios especializados dentro de sus negocios, aprobados el 24 de abril de 2021 y entra en vigor el 1 de agosto de este año.

Especialistas indican que es un tema que todos saben, pero hay una gran desinformación al respecto, lo cual puede afectar, sobre todo a las Pymes, cumplir con esta disposición sencilla, pero a la vez compleja.

Jorge Alberto Márquez Balderas, director del despacho Márquez Alcala y Asociados, informó que la IP contempla pedir una prórroga para solventar la obligación que marca la ley a partir del 24 de abril, en el tema de subcontratación de personal.

Dijo que el nuevo marco legal obliga a la inscripción de proveedores para brindar servicios especializados a las empresas y se elimina la subcontratación de personal, por lo que el seguir operando este esquema es un acto ilegal e ilícito, por lo que se pueden aplicar multas caras o hasta la cárcel.

Márquez Balderas explicó que hay muchos comentarios al respecto para la contratación de servicios especializados ahora en México, sin embargo, indicó que la nueva disposición es sencilla y compleja a la vez.

Puso un ejemplo claro y sencillo para entender si usted debe inscribirse o no en el portal de la STPS: si usted es un proveedor y pone a sus trabajadores a disposición de otra persona para recibir órdenes, entonces usted está obligado a registrarse, en caso contrario no.

Manifestó el director del despacho que esta situación es muy diferente en los servicios que prestan las MiPymes, como lo es el mantenimiento de aparatos de aire, plomería o herrería, ya que es un trabajo especializado y es personal que acude a la empresa para las reparaciones, pero son trabajadores que no están a disposición del cliente, sino de su patrón.

“Ellos van a hacer el trabajo que les ordene su patrón, no lo que diga el cliente”.

Mencionó que dichos trabajadores no están a disposición de la empresa en donde prestan el servicio, sino de su patrón, por lo que no están obligados a inscribirse ante la STPS.

Comentó Márquez Balderas que la empresa está pagando por un servicio y no puede dar órdenes a esos trabajadores.

TANTA DESINFORMACIÓN

Desafortunadamente es tanta la desinformación que los empresarios o el mismo estado mexicano a procurado que se crea que todos los servicios estén registrados en la STPS, pero aclaró que esto no es así.

Explicó que esto es tan evidente que del 100 por ciento de los registros que se han realizado en el portal de la Secretaría del Trabajo, solo 7 por ciento de ellos se han aprobado porque reúnen el perfil.

Lamentó que la autoridad federal no lo aclare, sino que solo dice en su portal que estas fueron autorizadas nada más.

El director del despacho de abogados y contable aseguró que, si se aplica el criterio de empresarios y del gobierno, en el sentido de que todos los servicios deben inscribirse, esto asfixiaría a la economía.

 Ejemplificó que esto frenará la economía, dado que no se podrá contratar a un plomero por no estar inscrito, su recibió no será deducible y por ello no se le contratará. Otro de los escenarios es aquel plomero que está dado de alta en el portal, resulta que son pocos los autorizados, pero será más caro el servicio.

Opinó que la idea principal de la nueva ley es proteger a los trabajadores subcontratados, de la simulación que había con el anterior marco jurídico, no el asfixiar a los negocios.

ETIQUETAS:

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.