//PESE A LOS CAMBIOS, INDUSTRIA PANIFICADORA CONSERVA EL SABOR DEL PAN TRADICIONAL

PESE A LOS CAMBIOS, INDUSTRIA PANIFICADORA CONSERVA EL SABOR DEL PAN TRADICIONAL

Con el inicio de la temporada del otoño se incrementa 20 por ciento de la demanda de pan fresco en panaderías tradicionales.

Pese al crecimiento y competencia que representan los grandes centros comerciales, la elaboración de pan francés y de dulce de las panaderías de la esquina sigue siendo el preferido de los laguneros, quienes desde muy temprano elaboran el pan blanco y también deliciosas donas, orejas o conchas, entre otras piezas más.

Julio Ávila, director de panadería La Espiga Laguna, comentó que durante el verano el consumo de pan fresco en panaderías tradicionales desciende entre un 20 a un 30 por ciento, sin embargo, ahora con la disminución de temperaturas y el fresco de la mañana, el consumo se eleva hasta un 20 por ciento.

Dijo que hay una mayor demanda de pan fresco, sobre todo el pan francés. Actualmente el precio de venta es de 6.50 pesos el pan blanco y de 7.50 pesos el de dulce.

Mencionó el directivo que en la elaboración del pan se usan materias primas de primera calidad, sin usar ningún conservador, lo cual los hace alimentos más naturales.

Destacó que otros negocios usando harinas preparadas o bien es pan congelado, por lo que el sabor es distinto al que se prepara el mismo día, en los hornos de las panaderías de la región.

ETIQUETAS:

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.