//‘TENGO CLARO FUE UNA IRRESPONSABILIDAD DE MI PARTE NO ATENDER MI SALUD…’

‘TENGO CLARO FUE UNA IRRESPONSABILIDAD DE MI PARTE NO ATENDER MI SALUD…’

María de los Ángeles Ibarra no sabía que el posponer su revisión con el doctor tendría fatales consecuencias en su vida y familia.

Ella es una madre soltera y abuelita, quien trabaja como cajera en una caseta de peaje en la autopista del libramiento norte y poniente, en la ciudad de Saltillo, desde hace 10 años. Gracias al apoyo de su familia ha salido adelante, por lo que ahora se prepara para recibir sus quimioterapias tras la mastectomía realizada en uno de sus senos.

Hace unos días María de los Ángeles recibió el apoyo de su familia de Torreón, quien le hizo una actividad de venta de alimentos para apoyarla con su tratamiento y gastos futuros.

La tía Mary, como le dice su familia, tiene 4 hijos, 2 nietos y otro más por venir. Relató que tiene 51 años y que fue en 2019 cuando se detectó una bolita en el seno derecho. Decidió acudir a consulta privada y se hizo una mastografía en Salud Digna para agilizar la atención, ya que no sabía que había un servicio inmediato en el IMSS ante la sospecha de un posible cáncer.

Dijo que el diagnóstico fue que era una fibrosis quística y que se encontraba en un nivel intermedio, pero que no era cáncer de acuerdo al doctor.

Mencionó la tía Mary que el médico le dio la orden para acudir con el ginecólogo y decidir si se hace o no una operación. Sin embargo, reconoció que no acudió a la cita debido a que no le dieron permiso en el trabajo en junio de 2019, por lo que no falto ese día debido a su responsabilidad laboral.

Comentó que en enero de 2020 decidió acudir a un doctor particular para que le realizarán un eco, pero no se lo hizo porque necesitaba el resultado de la mastografía y no los llevaba consigo. Después en febrero de ese año su hija tenía un embarazo de alto riesgo, por lo que nuevamente se pospusieron los estudios debido a que tuvo una cesárea su hija y debía atender a su nieta. En marzo se hizo la declaratoria de la pandemia.

En junio de 2020 tuvo una enfermedad de gripa fuerte, por lo que siguió posponiendo su atención.

SIGUE CRECIENDO

Mencionó que en julio- agosto observó que tenía una bolita más grande en el seno derecho, lo cual reconoce que “me pase de confiada y fue una irresponsabilidad no irme a checar”.

Citó que siempre estaba al pendiente de las campañas de detección oportuna del cáncer, tanto de mastografía y de papanicolaou que salían, por lo que era puntual para los chequeos hasta ese año.

La tía Mary indicó que en enero de 2021 ya no pospuso la consulta con el médico familiar del IMSS, por lo que de inmediato la canalizaron al Centro de Diagnóstico y Cáncer de Mama en Saltillo. Ahí le hicieron la mastografía y después un eco. Debido a los resultados también le realizaron una biopsia, dándole al final un terrible diagnóstico: es cáncer.

“Si me lo esperaba que me dieran el diagnóstico de cáncer”.

Expresó que “uno conoce su cuerpo y ahora sentía una punzada en la bolita, aunque no quería que fuera cáncer”.

Informó que la canalizaron con el cirujano oncólogo el 9 de febrero de 2021, quien le informó que el cáncer se encuentra en etapa 2 y que es curable.

Por ello, expresó que solo faltaba un estudio de patología y se mandaron hacer en forma paralela hacer exámenes posoperatorios, todo esto se hizo en el mes de marzo.

ATENCIÓN PRIVADA

Mencionó que en donde trabaja se tenía la opción de gastos médicos mayores, pero que había que pagar un deducible, de 35 mil pesos, dinero que no lo tenía.

Sin embargo, se informó que con el cambio de aseguradora le podría dar un mejor beneficio y no pagar el deducible, por lo que la autorización para la operación se dio a principios de abril. Compartió que con esta opción tendría quien la cuidará en el hospital privado.

Citó que de cualquier manera se tuvieron que hacer por su cuenta algunos estudios nuevos, los cuales los cubrió con su dinero.

La operación se hizo el 22 de abril y fue una mastectomía radical de su seno derecho.

La biopsia hecha tuvo un resultado favorable el 11 de mayo, ya que el médico le dijo que fue un cáncer no agresivo.

La tía Mary compartió que el doctor le platicó que, si se hubiera atendido desde un principio, tanto en 2019 o en enero de 2021, solo le hubieran quitado el tumor en el seno, pero que este se extendió en ese corto tiempo.

 “Tengo claro fue una irresponsabilidad de mi parte no darle el 100 por ciento la atención a mi salud, y no entiendo en que momento deje de lado el ser cuidadosa de mi persona.”

El mensaje principal que da María de los Ángeles a las mujeres “es que sean constantes en sus chequeos y no piensen que no se van a enfermar y no se queden con el primer diagnóstico que se les dé” y deben informarse más sobre el tema para tomar la mejor decisión.

 “No le echo la culpa a nadie y no hay disculpa de no haberme atendido en tiempo.”

Compartió la tía Mary que enfrentó una fuerte depresión y que lloró mucho en su momento, pero que ya no lo hace ya que decidió tomar otra actitud.

Expresó que nunca ha renegado de Dios de esta enseñanza de vida que le está poniendo con esta enfermedad, por lo que solo le pidió tener la fuerza y aceptarlo, pero sobre todo tener paz en su corazón para poder sanar.

ETIQUETAS:

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.