//POR COVID-19, SE DESPLOMAN EN EL PAÍS 70% DONACIONES ALTRUISTAS EN BANCOS DE SANGRE

POR COVID-19, SE DESPLOMAN EN EL PAÍS 70% DONACIONES ALTRUISTAS EN BANCOS DE SANGRE

Los bancos de sangre en México registran un desplome del 70 por ciento en las donaciones altruistas de sangre en medio de esta pandemia.

Javier Quintero, fundador de Donadores Laguna, relató que las condiciones actuales de la emergencia sanitaria han desanimado a las personas a que acudan a realizar una donación de corazón en los hospitales, en donde se ubican los bancos de sangre, ante el temor de cualquier contagio.

Dijo que a lo anterior se suma la falta de cultura y desinformación que existe quienes pueden o no ser donadores de corazón, sin importar su preferencia sexual o si se hicieron tatuajes varios años atrás.

El fundador de esta asociación, la cual se ha visto muy activa en redes sociales, comentó que la demanda para donar sangre es la misma, pero el grave problema que se tiene es que “la gente no acude a los hospitales a donar con la misma confianza”.

Relató que la gente piensa que todos los hospitales son un gran foro de infecciones, por lo que la donación de corazón se complica aun cuando se usen las redes sociales para pedir ayuda.

Destacó Javier Quintero que la asociación es un enlace entre el donante y quien necesita la sangre, por lo que siempre se recomienda a quien pide la donación de sangre que nunca mande dinero para el taxi o pago de camión, ya que en muchas ocasiones la persona ya no responde el teléfono.

“Siempre les pedimos que sean donadores de corazón”.

RESTRICCIONES POR COVID-19

Destacó el fundador de Donadores Laguna que la clínica de especialidades no. 71 atiende a derechohabientes de 4 entidades cercanas, por lo que para quienes vienen de otra región se les complica atender a su enfermo y encargarse de conseguir donadores de sangre.

Mencionó que hoy en día una nueva restricción para donar es el hecho de haber tenido COVID-19, por lo que se rechaza en bancos de sangre.

Explicó que dentro de las restricciones que se tienen son: es tener tatuajes sin haber cumplido un año, tener sobre peso, ser mayor de 60 años y estar menstruando.

Señaló el fundador de la asociación que ahora se rechaza donar si tuvo COVID-19 o contacto con algún paciente, por lo que el número de candidatos se reduce sustancialmente.

“Los bancos de sangre son intermitentes en sus servicios o bien dan cita”, por lo que la situación se agrava día a día.

Recordó que hace años presentó una iniciativa de Ley a la Cámara de Diputados para dar el día al donador altruista, ya que una de las recomendaciones que se dan es no realizar esfuerzos y reposar para recuperarse.

SIN CULTURA EN MÉXICO

Lamentó que estos factores han aminorado el interés de ser un donador altruista, por lo que la participación de ciudadanos ha bajado hasta un 70 por ciento en México.

Opinó que un elemento de peso es que no existe una cultura de donador altruista en el país, como ha sucedido en países como EU y España, en donde se hizo un llamado urgente a la población a donar debido a la pandemia y la gente acudió.

Javier Quintero declaró que la gente no se ha dado cuenta que todos necesitarán que les donen sangre, por lo que expresó que se requiere fomentar una cultura de la donación, sobre todo en estos tiempos de emergencia sanitaria.

Citó que hay muchos pacientes oncológicos que no llevan un tratamiento fluido debido a la pandemia, por lo que registran recaídas y requieren varias unidades a donar.

Pidió a la gente no discriminar a las personas por su orientación sexual o por tener tatuajes, por lo que es necesario estar informado y hacer donaciones altruistas.

Reportera especializada en el área de negocios en la Comarca Lagunera desde 1993 a la fecha, tiempo en el cual se han entrevistado a empresarios de varios sectores productivos, de instituciones educativas, investigadores y de gobierno relacionados con el sector empresarial regional. El acercamiento con asociaciones civiles y ecológicas han abierto una puerta para publicar sus actividades que realizan en bien de las comunidades y de la sociedad lagunera, al igual que el desarrollo de productos artesanales y con valor agregado para su comercialización dentro y fuera del país.